astri.es | Eres lo que comes recetas yoguicas Kundalini Yoga toledo
Recetas saludables, alimentación consciente, leche dorada, te de jengibre, recetas yoguicas, vegana, vegetariana, vida sana, kundalini yoga Toledo, lara yoga, eres lo que comes
151
post-template-default,single,single-post,postid-151,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Eres lo que comes | Recetas Yóguicas

¿El alimento sana? 

Antes del desarrollo de la ciencia moderna, la comida era considerada medicina. Las propiedades ocultas de los alimentos y hierbas medicinales eran utilizadas para purificar, corregir desequilibrios y sanar. Ahora bien, el dicho «Tú eres lo que comes» se esta aceptando cada vez más ¡Y es verdad! con cada alimento que comemos estamos creando nuestro futuro ser.

¿Cómo es tu alimentación? Se que la vida moderna, el estrés y así… muchas veces nos impide pararnos un momento y reflexionar sobre Qué comemos…. pero ya, no hay más excusas… empieza hoy, y por ello te dejo dos de las recetas que a mi me cambiaron mi calidad de vida.

 

Té de Jengibre

Te da energía, bueno para resfriados, gripes y anginas. Purifica y elimina toxinas del torrente sanguíneo.

1/2 Pulgadas de jengibre fresco, lavado y cortado

350 ml de agua

125 ml de leche (opcional)

Hierve el jengibre de 10 a 15 minutos, añade la leche (si deseas que así sea) y pon a hervir. Cuela y sirve.

NOTA: a mi me gusta triturar los trozos de jengibre porque me gusta el sabor y así sus propiedades son dobles, pero, puede que a ti te resulte demasiado fuerte… prueba y me dices 🙂

 

Leche Dorada

Esta deliciosa bebida es muy buena para la columna. Lubrica las articulaciones, es antiinflamatoria, antioxidante y anticancerígena.

1/8 cucharaditas de cúrcuma

65 ml de agua

250 ml de leche

2 cucharadas de aceite de almendra crudo o aceite de oliva

Miel para dar sabor (si tomases)

Hierve la cúrcuma en agua cerca de 8 minutos hasta que forme una pasta gruesa. Si se evapora demasiada agua, añade un poco más. Mientras tanto, pon leche a hervir con el aceite de almendras o aceite de oliva. Tan pronto como hierva, quitalo del fuego. Combina las dos mezclas y añade miel para dar sabor. La cúrcuma dura hasta 40 días si se refrigera.

 

Si lo pruebas, cuéntame 🙂

Recuerda… masticar bien, tu estomago no tiene dientes.

 

Con amor,

Lara

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.